¿Qué es el Alzheimer?

El Alzheimer es una enfermedad que ataca el cerebro. Es la forma más común de demencia (50-80% de todas las demencias).

El Alzheimer no es una parte normal del envejecimiento (aunque éste sea su principal factor de riesgo y la mayoría de los pacientes tenga mas de 65 años)

El Alzheimer es un tipo de demencia que causa problemas con la memoria, lenguaje, pensamiento y comportamiento. Sus síntomas se desarrollan lentamente la mayoría de las veces y empeoran con el tiempo con intensidad suficiente para interferir con las tareas diarias.

Preguntas frecuentes sobre el Alzheimer [pdf -68KB]

Consejos y estrategias para afrontar la enfermedad

alzheimer

Cambios en el cerebro en la enfermedad de Alzheimer:


A pesar de que no sabemos qué inicia el proceso de la enfermedad de Alzheimer, sabemos que el daño al cerebro empieza de 10 a 20 años antes de que algún problema sea evidente. A medida que se van formando más y más placas y ovillos en zonas particulares del cerebro, las neuronas sanas empiezan a funcionar con menos eficacia. Luego pierden su habilidad de funcionar y comunicarse entre sí, y finalmente mueren. Este perjudicial proceso se propaga a una estructura cercana, llamada el hipocampo, el cual es esencial en la formación de recuerdos.

A medida que aumenta la muerte de las neuronas, las regiones afectadas del cerebro empiezan a encogerse. Cuando se acerca la fase final de la enfermedad, los daños se han extendido ampliamente y los tejidos del cerebro se han atrofiado considerablemente.


Señales y síntomas muy tempranos

Los problemas de la memoria son una de las primeras señales del Alzheimer. Algunas personas que tienen problemas de la memoria tienen una condición llamada deterioro cognitivo leve de tipo amnésico (DCL o MCI en inglés). Las personas afectadas con este deterioro tienen más problemas de los que normalmente tienen las personas de su misma edad, pero sus síntomas no son tan severos como los de aquellas que tienen la enfermedad. Cuando son comparadas con personas que no tienen DCL, la mayoría de las personas que sí lo tienen terminan desarrollando el Alzheimer.


Otros cambios también pueden ser señal de las etapas muy tempranas de la enfermedad. Por ejemplo, imágenes del cerebro y estudios de marcadores biológicos de personas que tienen DCL y de personas que tiene un historial familiar de padecimiento de Alzheimer, han empezado a detectar cambios tempranos en el cerebro que son similares a los encontrados en esta enfermedad. Estos resultados tendrán que ser corroborados por otros estudios, pero parecen ser prometedores. Estudios recientes han descubierto vínculos entre algunos problemas de movimiento y el DCL. Los investigadores también han notado vínculos entre algunos problemas con el sentido del olfato y problemas cognitivos.

Estos resultados ofrecen la esperanza de que algún día podamos tener las herramientas que podrían ayudar a detectar la enfermedad de Alzheimer temprano, delinear el curso de la enfermedad y monitorizar la respuesta a los tratamientos.


Enfermedad de Alzheimer leve

A medida que la enfermedad va avanzando, la pérdida de la memoria continúa y surgen cambios en otras capacidades cognitivas. Los problemas pueden incluir perderse, dificultad para manejar el dinero y pagar las cuentas, repetir las preguntas, tomar más tiempo para completar las tareas diarias normales, juicio deficiente y pequeños cambios

en el estado de ánimo y en la personalidad. Las personas frecuentemente son diagnosticadas durante esta etapa.


Enfermedad de Alzheimer moderada

En esta etapa, el daño ocurre en las áreas del cerebro que controlan el lenguaje, el razonamiento, el procesamiento sensorial y el pensamiento consciente. La pérdida de

la memoria y la confusión aumentan, y las personas empiezan a tener problemas para reconocer a familiares y amigos. Tal vez no puedan aprender cosas nuevas, llevar a cabo tareas que incluyen múltiples pasos (tales como vestirse) o hacer frente a situaciones nuevas. Es posible que tengan alucinaciones, delirio y paranoia, y quizás se comporten impulsivamente.


Enfermedad de Alzheimer severa

Al llegar a la etapa final, las placas y ovillos se han extendido por todo el cerebro y los tejidos del cerebro se han atrofiado considerablemente. Las personas que padecen de una enfermedad de Alzheimer severa no pueden comunicarse y dependen completamente de otros para su cuidado. Cerca del final, la persona quizás pase en cama la mayor parte o todo el tiempo a media que el cuerpo va dejando de funcionar.

alzheimer
A medida que el Alzheimer avanza, los ovillos neurofibrilares se extienden por todo el cerebro (señalados en azul). Las placas también se extienden por todo el cerebro, empezando por la neocorteza. Cuando llega la fase final, los daños se han extendido ampliamente y los tejidos del cerebro se han encogido considerablemente.

¿Podría tener Alzheimer?: Demencia no es lo mismo que enfermedad de Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer se diagnostica a través de una evaluación médica completa. Se inicia años antes de las primeros síntomas

No existe un único test o prueba que determine si una persona tiene o no Alzheimer. Aunque los médicos pueden casi siempre determinar si una persona tiene o no demencia, puede no ser tan fácil determinar la causa exacta y si es o no Alzheimer. Diagnosticar la enfermedad de Alzheimer requiere una evaluación médica rigurosa.

Tener problemas de memoria no quiere decir que tengas Alzheimer. Muchos otros problemas de salud pueden causar problemas con la memoria y otras habilidades cognitivas. Cuando éstos síntomas son debidos a enfermedades como depresión, fármacos, problemas tiroideos, exceso de alcohol o ciertas deficiencias vitamínicas pueden ser reversibles con tratamiento médico.

Descargar 10 signos de Alzheimer [pdf-48KB]

10 Signos de alarma de enfermedad de Alzheimer

  1. Perdida de memoria para hechos recientes que afectan a las actividades básicas de la vida diaria
  2. Dificultad en la realización de las tareas cotidianas, en la casa, en el trabajo u ocio
  3. Problemas con el lenguaje
  4. Desorientación en tiempo y espacio
  5. Dificultad en pensamiento abstracto o capacidad de juicio
  6. Cambio de carácter o alteración del comportamiento
  7. Cambios en la personalidad previa
  8. Pérdida de iniciativa
  9. Problemas para entender imagenes visuales y relaciones espaciales
  10. Colocar cosas en sitios inhabituales y perder la capacidad de encontrar dónde las dejó.

Fases del Alzheimer

Fase 1 - Preclinica. Función normal. No hay síntomas. Al menos 10 años antes del primer síntoma...

El paciente no experimenta ningún problema de memoria ni cognitivo. Una entrevista con un Neurólogo no detecta ninguna alteración o síntomas de demencia. Hoy creemos que esta fase comienza muchos años antes de los primeros síntomas. Es objeto de intensa investigación para poder encontrar en pacientes con riesgo, alguna prueba de imagen o análisis que permita predecir la enfermedad con seguridad antes de que se manifieste.

Fase 2 - Deterioro cognitivo muy leve. Fase prodromica.

Difícil de detectar clínicamente en test neuropsicológicos. Existen pruebas de imagen y biomarcadores de líquido cefalorraquídeo que en el contexto clínico adecuado pueden ser altamente sensibles y específicos de enfermedad de Alzheimer. El paciente presenta pequeños problemas de memoria, olvido de algunas palabras que no provocan alteración importante de sus tareas diarias. La familia, compañeros pueden notar ciertas dificultades. Es posible detectar en la visita con el Neurólogo y el Neuropsicólogo éstos problemas.

Fase 3 - Enfermedad de Alzheimer leve

Los problemas comienzan a ser más evidentes. Se olvida la mayoría de la información reciente. Dificultad con el cálculo, tareas complejas, razonamiento abstracto, manejando el dinero, cambios de humor, retraimiento social y de situaciones complejas. Clara afectación de las actividades del día a día.

Fase 4 - Enfermedad de Alzheimer moderada.

Los trastornos de memoria y pensamiento son muy evidentes. La dependencia para actividades diarias se hace mas intensa. No recuerdan su dirección o teléfono. Se muestran confusos acerca de que día es hoy o donde están. Tienen problemas encontrando la ropa adecuada y vistiéndose. Son capaces de realizar auto aseo con ayuda y comer solos y recuerdan bien su historia personal antigua.

Fase 5 - Enfermedad de Alzheimer severa.

La memoria continua empeorando, pueden comenzar cambios de personalidad y conducta con agitación importante que haga muy difícil la convivencia. La dependencia para la mayoría de las actividades básicas de la vida diaria es prácticamente total. Diferencia caras familiares de no familiares pero puede ser muy difícil decir sus nombres o especificar la relación. El trastorno del ciclo sueño-vigilia es muy frecuente durmiendo durante el día y agitándose por la noche. Comienza el trastorno de control de los esfínteres. Es muy posible que se vuelva paranoico y celoso y que presente conductas sexuales y de alimentación inapropiadas. Tiende a perderse y vagabundear. En el estadio final el individuo pierde la capacidad de responder a su entorno, conversar y eventualmente caminar sin ayuda. Puede ser capaz de decir palabras o frases sueltas. Es preciso alimentarlos y asearlos. Tienden a estar más rígidos, es probable que tengan problemas para tragar y sus músculos se atrofian.

fases
13-11-2012

UN ANALISIS SANGUINEO PUEDE AYUDAR EN EL DIAGNOSTICO DE LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER.

Imagen

Un servicio de medicina personalizada destinado al diagnóstico precoz de la enfermedad de Alzheimer establece el perfil genético analizando 96 genes en sangre periférica de pacientes con problemas cognitivos.El perfil genético junto con otras evaluaciones clínicas ayudarán al médico a tomar la decisión de comenzar con el tratamiento precozmente. Texto

Leer más...

11-04-2012

Vía libre de la FDA al agente diagnóstico 'Amyvid', de Lilly

Imagen

La compañía estadounidense Eli Lilly y su filial Avid Radiopharmaceuticals han recibido la aprobación de la agencia reguladora norteamericana FDA para Amyvid, un agente diagnóstico radioactivo indicado para la obtención de imágenes cerebrales de placas de beta-amiloide en pacientes con deterioro cognitivo en proceso de evaluación por sospecha de Alzheimer y otras causas de daño cognitivo.

Leer más...

03-04-2012

Bapineuzumab en EA reduce un biomarcador del LCR

Imagen

La inmunoterapia con el anticuerpo bapineuzumab en pacientes con enfermedad de Alzheimer de leve a moderada ha dado lugar a la disminución de un biomarcador del líquido cefalorraquídeo (LCR).

Leer más...

1 - 3 de 3

Buscador

Si lo desea, puede utilizar el siguiente buscador para refinar su búsqueda.

¿Por qué ir al Neurólogo?

Si Vd. o un familiar tiene problemas de memoria u otros síntomas de cognitivos, es importante que sea evaluado por un Neurólogo. Con un diagnóstico precoz , tu podrás:

Obtener el máximo beneficio de los tratamientos existentes. Ello mantendrá tu nivel de independencia al máximo más tiempo. Está demostrado que el tiempo perdido en frenar el curso evolutivo de la enfermedad no es recuperable. Podrás también aumentar tus posibilidades de entrar a formar parte de algún ensayo clínico.

Tendrás más tiempo para planificar el futuro. Podrás tomar parte en decisiones acerca de cuidados, aspectos financieros y legales, testamentos vitales, construir el equipo familiar y social adecuado para tus cuidados.

Descarga el documento para preparar tu visita al neurólogo [pdf - 48KB]

El Examen del estado mental incluirá pruebas de memoria, lenguaje, capacidad para resolver problemas sencillos, cálculo, orientación...etc.

Además es probable que se evalúen trastornos como depresión ansiedad y otras alteraciones mentales que pueden aparecer o interferir con demencia.

Es importante estar acompañado de un familiar cercano con el que conviva para aportar más información.

Pasos en el diagnóstico

No existe un único test o prueba que determine si una persona tiene o no Alzheimer. Aunque los médicos pueden casi siempre determinar si una persona tiene o no demencia, puede no ser tan fácil determinar la causa exacta y si es o no Alzheimer. Diagnosticar la enfermedad de Alzheimer requiere una evaluación médica rigurosa incluyendo:

  • Historia clínica completa
  • Evaluación del estado de las capacidades mentales
  • Exploración física y Neurológica
  • Pruebas complementarias (análisis de sangre, Imagen del cerebro, posibilidad de análisis del líquido cefalorraquídeo)

Tener problemas de memoria no quiere decir que tengas Alzheimer. Muchos otros problemas de salud pueden causar problemas con la memoria y otras habilidades cognitivas. Cuando éstos síntomas son debidos a enfermedades como depresión, fármacos, problemas tiroideos, exceso de alcohol o ciertas deficiencias vitamínicas pueden ser reversibles con tratamiento médico.

Un Neurólogo experimentado puede diagnosticar enfermedad de Alzheimer con una seguridad cercana al 90%. El primer paso para valorar sus síntomas es encontrar un neurólogo con el que se sienta cómodo. Para ello contacte con su médico de atención primaria y coméntele sus dudas con sus problemas de memoria u otros. El puede referirlo si así le parece conveniente a un médico especialista en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias.

Los especialistas implicados en éstos problemas de salud incluyen:

  • Neurólogos: Los médicos especializados en enfermedades del cerebro y sistema nervioso.
  • Psiquiatras: Especializados en problemas de conducta y enfermedades mentales.
  • Neuropsicólogos: Con especial entrenamiento en medir la memoria y otras funciones cognitivas.
  • Fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales: Especializados en rehabilitación cognitiva.
  • Logopedas: Especialistas en diagnostico y rehabilitación del habla y lenguaje

Pon a prueba tu cerebro...

En la página www.problemasmemoria.com encontrarás un innovador proyecto promovido por CEAFA y con el soporte técnico de las Sociedades Científicas más relevantes en el campo de la Enfermedad de Alzheimer y otras demencias en España, tiene como objetivo principal facilitar el diagnóstico de estas patologías, y por tanto, el acceso al tratamiento y los cuidados adecuados.
A través de esta página web se quiere apoyar con los problemas de memoria que ha notado en una persona cercana. Es por tanto una página diseñada principalmente para el familiar y no directamente para autoevaluarse.
Se ofrecen una serie de pruebas y cuestionarios. Resolverlos, puede ayudar a decidir si los síntomas tienen la importancia suficiente como para que su familiar sea evaluado por un médico, ya que pueden formar parte de un problema serio de salud, como la enfermedad de Alzheimer.
Pero deben tenerse en cuenta algunos aspectos importantes:
Primero, en ningún caso debe interpretar el resultado como un diagnóstico. Se trata únicamente de efectuar, o no, una recomendación para una evaluación médica.
Segundo, estas pruebas han sido diseñadas para que las cumplimente una persona cercana a la persona afectada, que la conozca bien. Por lo tanto los resultados NO SON FIABLES si uno se las aplica a sí mismo.
Finalmente, también debe tener en cuenta que las pruebas solo son aplicables a personas mayores de 65 años con problemas de memoria. Por debajo de esa edad, deben emplearse otro tipo de instrumentos.
Si es usted un familiar o allegado de una persona de más de 65 años de edad con problemas de memoria, entre en el test y cubra los datos.